Alberto Fernández rompió la rutina y condujo su auto para ir a la Casa Rosada toda la semana

presidente Alberto Fernández Llegó a Casa Rosada esta semana en auto y manejando él mismo. se separó así su traslado habitual en helicóptero desde y hacia la Residencia de Olivos. por lo que él podía decir LA NACIÓN, La decisión del presidente se debió básicamente a dos razones: le gusta conducir y durante enero hay menos tráfico en Buenos Aires. Fernández manejaba solo y por protocolo de seguridad siempre lo sigue un carro de custodia.

Durante esta semana, Fernández recorrió los 17 kilómetros que separan la residencia de Olivos de Balcarce 50 en un Toyota Corolla plateadoComo cuando asumió la presidencia en el Congreso Nacional y llegó manejando el mismo vehículo, pero desde su departamento en Puerto Madero. Fernández ha declarado públicamente en varias ocasiones que le gusta conducir y lo ha hecho en contadas ocasiones desde que asumió la presidencia. Hasta septiembre pasado, cuando se produjo la crisis interna del gobierno y dejó el cargo, solía estar acompañado en esas ocasiones por uno de sus hombres de mayor confianza y entonces vocero presidencial, Juan Pablo Biondi. También fue él quien lo acompañó el 10 de diciembre de 2019, previo a tomar el mando.

Juntos también fueron en auto al 200 aniversario de la Universidad de Buenos Aires, de la que es profesor y exalumno, en uno de los días más incómodos para el Gobierno. Fue el 13 de agosto y pocas horas antes se había conocido la foto del festejo de Yáñez, en plena estricta cuarentena. En otras ocasiones que Fernández se mostró conduciendo fue en marzo de 2020, poco antes del dictado de las medidas restrictivas por la pandemia del Covid-19. Mientras que el pasado mes de marzo él también lo hizo y accedió a hacerse una foto con la persona que atendía en la cabina de peaje y lo multaron con 100 pesos por no disponer del dispositivo electrónico que es obligatorio en dicha vía.

Alberto Fernández llegó a Casa Rosada, conduciendo su automóvil, junto al jefe de gabinete Santiago Cafiero
Alberto Fernández llegó a Casa Rosada, conduciendo su automóvil, junto al jefe de gabinete Santiago CafieroPresidencia – LA NACION

En Casa Rosada hay quienes se preocupan por el hecho de que el presidente se maneje solo ya que temen que se exponga a algún tipo de escrache. Mientras que hasta ahora aseguran que tuvo un buen recibimiento por parte de quienes lo reconocieron. Como un joven en un semáforo, que le habría pedido trabajo y con el que Fernández habría pedido a sus colaboradores que se comunicaran.

Por el momento, Fernández sigue negándose a tomar vacaciones, pese a la insistencia de quienes lo rodean. Desde la que dicen rechazaron una invitación en una instancia en Ushuaia y en la que se resignan a que, como mucho, Creen que aceptará un fin de semana en Chapadmalal, donde descansa Fabiola Yáñez, quien está embarazada del primer hijo de la pareja.

Esta semana Fernández no tuvo agenda pública durante los primeros días, pero informaron desde el Gobierno que fue muy intensa dentro de su despacho, donde se reunió con varios de los ministros, como Martín Guzmán, de Economía; Jaime Perczyk, de Educación y con el Jefe de Gabinete, Juan Manzur, con quien siguió de cerca el trabajo del comité de crisis ante la ola de calor que azota al país. También recibió a sindicalistas, pero en la residencia de Olivos.

Entre el miércoles y este viernes, Fernández sumó también varias exhibiciones públicas, como cuando ayer se refirió a la nueva etapa de precios cuidados. O hoy, cuando se distingan, en el Salón Blanco de la Casa Rosada, destacados investigadores, con los premios Houssay. Luego almorzó con el canciller Santiago Cafiero y su viaje a Rusia, con escala en China. Todo en el marco de su diálogo permanente con el secretario de Energía, Darío Martínez, quien le informaba sobre la situación energética del país, en medio de una jornada marcada por temperaturas históricas.