Colau lleva al centro de Barcelona la reducción del horario nocturno en las terrazas

El Ayuntamiento ha decidido llegar a un término medio ante las quejas de los vecinos por el ruido nocturno en varios puntos de la ciudad. Es decir, obligar al local a cerrar antes. R) Sí, tras el anuncio en la calle de Enrique Granados, ahora es el turno de Ciutat Vella. Los restaurantes, terrazas y supermercados de los cuatro puntos del conflicto, las calles de Joaquim Costa y Escudellers y las plazas dels Àngels y George Orwell, deberán cerrar previamente. Según el municipio, la medida afecta a 53 restaurantes, 90 tiendas de abarrotes y 13 terrazas. De esta forma, el distrito quiere reducir la contaminación acústica en las zonas de estrés acústico nocturno (ZATHN) de Ciutat Vella, lo que se refuerza con planes de inspección específicos y una mayor presencia de la guardia municipal.

Específico, la restauración tiene que cerrar a las 2 am (el horario actual finaliza a las 3 a. m.), mientras que las tiendas de comestibles deben bajar sus persianas a las 10 p. m. Las terrazas deberán recogerse como máximo a las 23:00 horas durante toda la semana de lunes a domingo. Además, se restringirán los conciertos y eventos en estas calles y se restringirán las actividades. Según el municipio, se beneficiarán 13.000 vecinos: 8.500 en la zona de Joaquín Costa y Plaza dels Àngels y 4.500 en Plaza George Orwell y Escudellers.

Leave a Comment