Jorge Drexler, Bad Bunny y Fito Páez fueron los principales ganadores del primer Latin Grammy

El estreno de los Latin Grammy, que forma parte del evento en sí -y es en realidad el segmento donde se entregan la mayoría de los 53 premios, a pesar de ser transmitido únicamente a través de las redes sociales de la Academia Latina de la Grabación-, acaba de concluir en el Mandalay Bay.

Hasta ahora, el mayor ganador en términos numéricos es Jorge Drexler. “Es una locura, una exageración maravillosa”, dijo el cantautor uruguayo en un punto del podio. Y que cuando lo hizo, tenía más que ganar.

Finalmente, ganó cinco estatuillas: en la categoría de Mejor Álbum de Canción por “Tinta y tiempo”; en el mejor arreglo por “El Plan Maestro”; en Mejor Canción Alternativa por “El día que creaste el mundo”; en lo mejor canción en lengua portuguesa por “Vento sardo” y en la categoría de Mejor Canción Pop por “La guerrilla de la concordia”, aunque en este caso empató con “Tacones rojos”, del colombiano Sebastián Yatra. El eternamente amable y directo uruguayo incluso se permitió el lujo de hablar el idioma oficial de Brasil cuando le tocó el turno.

Esto tardó una hora en ser mencionado por primera vez, pero una vez que sucedió, con la llegada de las categorías urbanas, Bad Bunny comenzó a demostrar el poder que lo llevó a ser el más nominado del evento, con 10 posibilidades.

En primer lugar, el puertorriqueño, que no estuvo en el teatro, se llevó la estatuilla a la mejor fusión/interpretación urbana por “Tití me pregunta”. Luego vino el Mejor Interpretación/Reggaeton por “Lo siento BB:/”, Canción de Rap/Hip Hop por “De museo” y Mejor Canción Urbana por “Tití me pregunta”.

El aclamado cantautor y compositor argentino Fito Páez también salió de este primer segmento con las manos llenas y el corazón contento con sus triunfos en las categorías de Mejor Álbum Pop Rock por “Los años salvajes”; Mejor Canción Rock por “Lo mejor de nuestras vidas” y Mejor Canción Pop Rock por “Babel”, que grabó junto al colombiano Carlos Vives.

“Cada vez que me dan un premio lo agradezco profundamente, porque nosotros en Argentina venimos de una tradición muy alta de música popular en muchos géneros, desde el tango hasta el rock”, dijo el sudamericano al agradecer la primera victoria. “Y eso va en nombre de toda la música latinoamericana”.

Más tarde, al celebrar “Babel”, volvió a subir al podio con Vives. “Si me lo dieron es por Fito, claro”, dijo entonces el colombiano. “Pero también por mi amor por el rock argentino. Los Beatles nunca me conmovieron, porque en casa no me enseñaban inglés, pero los argentinos me dieron todo lo que necesitaba”.

Por su parte, Páez celebró este intento de lograr una “fusión entre la música caribeña y el rock argentino, lo que habla de que en América Latina se cruzan puentes y se generan nuevos híbridos que constituirán lo que será la música de este continente”.

Siguiendo con el tema de la guitarra -porque Páez nunca renuncia a ese espíritu-, mató a un policía motorizado, también de Argentina, sorprendido al vencer a Babasónicos -entre otros- en la categoría Mejor disco de rock con su trabajo “Unas extrañas vacaciones Vocalista y el bajista Santiago C. Motorizado agradeció el premio con muy pocas palabras.

Rosalía, también ausente, ha ganado tres Latin Grammy, aunque probablemente sea incorrecto otorgarle dos, ya que se enmarcan en las categorías de Mejor Diseño de Packaging y Mejor Ingeniería de Grabación, a diferencia del otro, Mejor Álbum de música alternativa, otorgado por los méritos de ” Motomami (edición digital)”.

En hitos históricos, Bolivia aseguró el primer Grammy de su tipo en su historia gracias al triunfo del productor Vladimir Suárez como Mejor Álbum de Música Infantil Latina en Español por “A la fiesta de la música vamos todos”. ”. Visiblemente emocionado, el profesional andino subió al escenario con varios miembros de su familia -entre ellos un niño que dio sonadas muestras de felicidad- y con la cantante mexicana Sophia, quien puso su voz en la obra.

Fito Páez recibe un premio en la misma ceremonia.

Fito Páez recibe un premio en la misma ceremonia.

(David Becker/Getty Images para la Academia Latina de la Grabación)

Del mismo lado, a través de su creación “Indigo Borboleta Anil”, ganadora en la categoría Mejor Álbum de Música Popular Brasileña, Liniker se convirtió en la primera artista transgénero en ganar un gramófono, y celebró en el escenario con un vibrante discurso en español (algo algo que los artistas de su país no suelen hacer).

Yendo a nuestra zona natal, Chiquis Rivera, que goza de gran popularidad en Los Ángeles, territorio de donde venimos y donde ella misma nació, ganó el premio a Mejor Álbum de Música Banda por su “Queen Bee”; pero no estaba en el auditorio para recibirlo.

Los latinos de LA también estaban ansiosos por saber qué pasaría con la banda local La Santa Cecilia, quienes fueron nominados en la región de Mejor Álbum de Cumbia/Vallenato por “Quiero verte feliz”; pero los votantes terminaron favoreciendo la producción de Jean Carlos Centeno y Ronal Urbina “Feliz Aniversario”.

Elsa y Elmar y Bruses durante su acto musical compartido.

Elsa y Elmar y Bruses durante su acto musical compartido.

(David Becker/Getty Images para la Academia Latina de la Grabación)

música en vivo

Al igual que el gran espectáculo de la televisión, la Premiere ofrece presentaciones musicales nominadas y que, sin estar rodeadas del nivel de producción utilizado posteriormente, son ciertamente impactantes y aún más proactivas en el sentido de que no son tan reactivas a las opiniones del “mainstream”. “.

Por ese lado, los pasos comenzaron con el cantautor colombiano Fonseca, quien interpretó su éxito “Besos en la frente” acompañado de una guitarra acústica y un piano, como si actuara como una serenata.

Inmediatamente después, el puertorriqueño-estadounidense Luis Figueroa le dio un toque salsero a su sencillo “Fiesta contigo”, esta vez junto a una orquesta completa.

Jão, de Sao Paulo, sorprende con su estilo semirrockero marcado por los vientos, vestido con traje y lentes oscuros mientras canta las notas de su composición “Idiota”.

Carin Léon y Matisse en directo.

Carin Léon y Matisse en directo.

(David Becker/Getty Images para la Academia Latina de la Grabación)

El momento campirano del estreno lo ofrecieron Carin León, de Hermosillo; Matisse, de México; y Edgar Barrera, de Tamaulipas. Se unieron para dar vida a la balada norteña “Como lo hice yo”, con claras inflexiones sierreñas. La misma pieza recibió posteriormente el trofeo a la mejor canción regional.

Ya veterana de la escena ‘indie’, Carla Morrison ofreció una versión particularmente sofisticada de la balada ‘Encontrarme’, vestida con un atuendo tan elegante como llamativo, caracterizado por guantes largos pero también con un escote que dejaba ver sus tatuajes. para hacerse notar para ser visto, y asistido por un numeroso grupo musical que tenía como telón de fondo pantallas gigantes en las que se podía ver cielos cargados de nieve.

La colombiana Elsa y Elmar, que lleva un tiempo pero todavía es una artista relativamente nueva, se unió al artista emergente Bruses, de Tijuana, para tocar en el momento más punk de la noche (si se puede usar el término en algo que tenga que ver con los Grammy).

Con su particular atuendo y sus brincos, la segunda, que recurrió a TikTok para hacerse famosa, fue la más animada, aunque lo cierto es que las dos mujeres colaboraron por igual para darle un poco de locura a la silenciosa ceremonia porque ellas estaban a cargo de el tema “¿Qué voy a hacer conmigo”.

Leave a Comment