Los Gemelos Siameses – SinEmbargo MX

Son gemelos siameses, o ramas de una misma tribu si se quiere: los que organizaron la marcha del domingo 13 en el Paseo de la Reforma que reunió a los que cometieron el fraude electoral más grotesco de la historia moderna mexicana, y los políticos arraigados en la religión se reunió en la cumbre de Santa Fe y defendió y combatió lo mismo.

Ambas ramas de una misma tribu conservadora se identifican como enemigo común del pensamiento progresista, que quiere montar un estado de bienestar frente al neoliberalismo, y al presidente Andrés Manuel López Obrador, calificado por ambos de “populista” y “comunista”, casi como malvado.

Los líderes de ambas facciones del conservadurismo también son los mismos: Claudio X. González y Eduardo Verástegui no se ven a sí mismos como políticos sino como activistas, pero ambos son hijos del privilegio y defensores de las élites que aún dominan la economía y el poder mediático. que se sienten amenazados.

Y son tan iguales que Enrique Peña Nieto, símbolo de la corrupción, se unió a los dos: uno se adjudicó la reforma educativa privatizadora y miles de pedidos para la empresa familiar Kimberly Clark de México, el segundo se bebió el pomposo avión quitado al Presidente. vino e incluso lo llevó ante el Papa Francisco para que lo bendijera.

Verástegui, más conocido por sus escándalos con Ricky Martin que como cantante y actor, es sobrino de César “El Truko” Verástegui Ostos, el candidato perdedor a gobernador de Tamaulipas, apoyado por el prófugo Francisco Javier García Cabeza de Vaca y el PRI- Coalición PAN y PRD formada en su propia casa por el oligarca Claudio X. González Guajardo.

Y es que los de Claudio X. González March y los participantes de la Conferencia Política de Acción Conservadora (CPAC), reunidos en el Hotel Westin de Santa Fe por Verástegui, no tienen proyectos distintos y contradictorios, pues defienden exactamente lo mismo. cosa -el modelo neoliberal y los principios de la civilización occidental- sólo con diferencias formales.

La “verdadera derecha” que se reunió en Santa Fe se acepta como tal y muestra sus consignas sin vergüenza frente a la “derecha cobarde”, la que marchó en Reforma, que también es hipócrita porque quiere parecer progresista y cool, una simulación que ya no sorprende a nadie.

Hay quienes estuvieron presentes en la Marcha Claudio X y también en la Cumbre Verástegui: Por ejemplo, la organización ultraderechista El Yunque, que mantiene la clandestinidad y opera con membretes como Misión Rescate México, Hacer en países de América y Europa propios. , Ciudadano Go y por supuesto el partido Vox.

Evidentemente, no se trata solo de México, sino de todo el hemisferio y Europa: unos y otros han promovido y/o justificado estrategias de desestabilización y hasta golpes militares, como en Bolivia y Brasil, además de privatizaciones, devastaciones y expropiaciones de los países. recursos naturales, uso de campañas de desinformación en los medios de comunicación.

En la forma, los partidos políticos de Claudio X, por ejemplo, critican a Donald Trump y al partido español Vox, socios de Verástegui, pero apoyan respectivamente a Joe Biden y al PP, defendiendo exactamente lo mismo. Son, a modo ilustrativo, Coca Cola y Pensi Cola.

En el mundo “intelectual” y mediático tampoco hay diferencias: Enrique Krauze, Héctor Aguilar Camín, José Woldenberg y Claudio X. González defienden y luchan como Mario Vargas Llosa y Vox en México, España, EEUU y América Latina.

Ambas fracciones de derecha también coinciden en que se persiguen las ideas y la libertad de expresión, pero los de Claudio X y Verástegui se reúnen, se manifiestan y hacen lo que les da la gana en México sin nadie, incluido el gobierno de la “dictadura”. , molestarlos.

La coalición de Claudio X aún no tiene candidato presidencial, mientras que Verástegui ya tiene uno propio, pero no tiene partido político. En uno de estos, como son ramas de una misma tribu, se ponen de acuerdo y van juntos en 2024.

Ya aclamado como candidato presidencial por sus partidarios reunidos en Santa Fe, Verástegui bien podría ser un plan B para el conservadurismo nacional si la coalición de Claudio X fracasa, en 2024 o 2030.

Tiene razón el politólogo Juan Carlos Monedero: El capitalismo en crisis siempre tiene al fascismo como plan p…

Álvaro Delgado Gómez

Álvaro Delgado Gómez es un periodista nacido en Lagos de Moreno, Jalisco, en 1966. Comenzó como reportero en 1986, formando parte de los consejos editoriales de El Financiero, El Nacional y El Universal. En noviembre de 1994 se incorporó como reportero al semanario Proceso, donde fue jefe de información política, especializado en reportajes sobre asuntos políticos. Ha escrito varios libros, entre ellos El Yunque, la extrema derecha en el poder (Plaza y Janés); El ejército de Dios (Plaza y Janés) y El engaño. Predicación y práctica del PAN (Grijalbo). Él amasó. El pacto secreto Peña-Calderón y otras estafas del PAN (Editorial Proceso) es su último libro.

Leave a Comment