Porfirio Sánchez, ministro de Seguridad de Aguascalientes, muere en accidente de helicóptero

El secretario de Seguridad Pública de Aguascalientes, Porfirio Sánchez, murió este jueves luego de que el helicóptero en el que viajaba colapsara. Otros cuatro miembros de la tripulación murieron en el incidente, confirmó la gobernadora Teresa Jiménez. La avioneta perdió el control y se estrelló de frente cerca del municipio de Jesús María, a unos 11 kilómetros de la capital del estado mexicano del Bajío. “No hay supervivientes”, lamentó el presidente

El derrumbe ocurrió alrededor de las ocho de la mañana. En los videos compartidos en redes sociales se observa la parte superior saliendo águila 1, el helicóptero de la seguridad del Estado, se estrella en una zona urbana, muy cerca de un supermercado. A los pocos segundos del impacto se produjo una explosión y se elevó una nube de humo. “Todo indica que fue un accidente, aunque hay que esperar los resultados de los informes”, dijo Jiménez en rueda de prensa de urgencia. El gobernador dijo que el piloto tuvo que maniobrar para caer en un lote baldío para evitar daños mayores.

Sánchez salió en helicóptero mientras coordinaba un operativo de seguridad. Las autoridades estatales han dicho que esto era parte de su rutina diaria y que salía todas las mañanas en helicóptero o por tierra para supervisar varias operaciones. También iban a bordo el piloto Olegario Andrade Zamorano, el capitán Víctor Manuel Valdés y los artilleros Juan Humberto Rincón Martínez y Alejandro Serafín Guerrero. “Lamentamos profundamente la muerte de estos cinco hombres”, dijo la gobernadora, quien ofreció sus condolencias a las familias de las víctimas.

El presidente del conservador Partido Acción Nacional agregó que ya se iniciaron las investigaciones al respecto y en medio de especulaciones de que el hecho pudo haber sido provocado. Jiménez ha dicho que procederá con la hipótesis de que se trató de un accidente, pero ha prometido que se agotarán todas las líneas de investigación. “No bajaremos la vigilancia, la seguridad del Estado está garantizada”, aseguró. El gobernador no ha revelado qué indicios existen de que se trató de un accidente o si la causa fue un error mecánico o humano. Las autoridades dijeron que el avión fue revisado cada seis meses, más recientemente en septiembre. “Todo estuvo bien”, explicó Jiménez.

Jiménez ingresó al gobierno de Aguascalientes luego de obtener el 53% de los votos en las elecciones de junio pasado y recién asumió el cargo el 1 de octubre. Sánchez fue detenido por elementos de la Fiscalía General de la Nación en febrero de este año y acusado de tortura, abuso de autoridad y falso testimonio. Al momento de su detención, también se desempeñaba como secretario de seguridad en el gobierno anterior encabezado por Martín Orozco, también panista. El oficial fue puesto en libertad en septiembre por falta de pruebas. Jiménez volvió a apostar a que asumiría como jefe de la policía estatal ya que era un hombre experimentado y había logrado hacer de la unidad uno de los estados más seguros de México.

Sánchez integró la extinta policía federal durante la administración de Felipe Calderón (2006-2012) y estuvo a las órdenes de Genaro García Luna, quien fue detenido en Estados Unidos en 2019 por delitos relacionados con el narcotráfico. Entre 2007 y 2010 se desempeñó como jefe de operaciones encubiertas de la policía federal y de 2014 a 2018 formó parte de la coordinación de operaciones especiales del mismo cuerpo. Luego de una larga carrera a nivel federal, se incorporó al gabinete del gobernador Orozco. La investigación por la que fue detenido en febrero pasado data de 2016, a raíz de una denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

La investigación está a cargo del Ministerio Público, la Dirección de Aviación Civil. Jiménez también dijo que mantuvo comunicación con el ministro del Interior, Adán Augusto López, y con el jefe de Defensa, Luis Cresencio Sandoval, para “proteger” a Aguascalientes tras el incidente. Manuel Alonso García, director de la policía criminal estatal, seguirá al frente de la Secretaría de Seguridad Pública en calidad de interino. “Seguiremos trabajando y saliendo adelante”, decidió el gobernador.

Las averías de este tipo no son nuevas en el entorno oficial. Según la Dirección Federal de Aeronáutica Civil, entre 2001 y 2021 hubo 39 accidentes aéreos en los que fallecieron 94 militares. Solo entre 2013 y 2018, 46 personas fallecieron en este tipo de accidentes. El Ejército atribuye la responsabilidad de la mayoría de este tipo de hechos al error humano, que equivale a siete de cada 10 casos, frente a la minoría ligada a problemas técnicos o condiciones meteorológicas.

Suscríbete aquí a Boletin informativo de EL PAÍS México y recibe toda la información importante sobre la actualidad de este país

Leave a Comment